Dejar de mantener relaciones sexuales podría generar varios problemas a tu cuerpo, aquí te mencionamos algunos de ellos.

Efectos de la abstinencia sexual.
Efectos de la abstinencia sexual. | Fuente: Difusión

Sabemos que tener relaciones sexuales produce muchos beneficios en tu organismo como estimular tu sistema inmunológico. ¿Pero qué sucede en nuestro cuerpo cuando llevamos un buen tiempo en abstinencia sexual?

Según publicó la revista ‘Mens Health’, dejar de mantener relaciones sexuales podría generar varios problemas a tu cuerpo, aquí te mencionamos seis de ellos.

Riesgos de disfunción eréctil

De acuerdo con un estudio del 2008, de la revista The American Journal of Medicine, los hombres de 50, 60 y 70 años, que no eran sexualmente activos, estaban más propensos a sufrir disfunción eréctil.

Por el contrario, quienes tenían una vida sexual activapreservan su potencial eréctil, incluso siendo de la tercera edad.

En caso no tengas parejas, este estudio sugiere que eyacular regularmente puede ayudar a aliviar esta consecuencia de la abstinencia.

Riesgo de cáncer de próstata

La Escuela de Salud Pública de Boston, desarrolló una investigación que establece una relación entre la frecuencia de eyaculación y el riesgo de cáncer de próstata. Los resultados fueron publicados en la revista científica European Urology.

Tras un estudio de los hábitos excretores de esperma de los participantes durante casi dos décadas, los científicos descubrieron que quienes eyaculaban al menos 21 veces al mes, tenían menos riesgo de sufrir un cáncer de próstata, en comparación a aquellos que no alcanzaban ese promedio.

Problemas en la presión arterial

Según una publicación de la revista médica Biological Psychology, las personas que tenían relaciones sexuales con regular frecuencia presentaban niveles más bajos de presión arterial, lo cual está relacionado con el sexo y el estrés.

Sufres mayor estrés

La Dra. Debra W. Soh declaró a la revista Mens Health, que durante el orgasmo “se liberan endorfinas que pueden ayudar a mejorar tu estado de ánimo”. De esta manera, el tener relaciones sexuales ayuda a reducir el estrés, combatir la ansiedad y prevenir el mal humor. Además, mejora la respuesta fisiológica de tu cuerpo ante la tensión.

El sistema inmunológico se debilita

Existe un vínculo entre mantener relaciones sexuales y un sistema inmunitario fuerte, según un estudio realizado por la Universidad de Wilkes en Pensilvania, en el cual se descubrió que los estudiantes que tuvieron relaciones sexuales una o dos veces por semana, tenían niveles más altos de inmunoglobulina A (IgA).

Estos anticuerpos luchan contra las enfermedades y se encuentran en las membranas mucosas de los pulmones, paranasales, estómago e intestinos. De este manera, quienes tuvieron relaciones sexuales con frecuencia, obtuvieron un 30% más de IgA, lo que les ayudó a evitar enfermedades como el resfrío.

Poca satisfacción laboral

Las parejas con una vida sexual activa son mucho más felices en sus trabajos, según un estudio de Oregon State University. De acuerdo a esta investigación, las personas que prevalecen su vida sexual en el hogar, cumplen sus funciones laborales con más concentración al día siguiente.

“Mantener una relación que incluya una vida sexual saludable ayudará a los empleados a mantenerse felices y comprometidos en su trabajo, lo que beneficia a las organizaciones para las que trabajan“, indicó el profesor Keith Leavitt.

“Este es un recordatorio de que el sexo tiene beneficios sociales, emocionales y fisiológicos, y es importante que sea una prioridad”, agregó.